lunes, febrero 06, 2006

Experiencias Musicales de un Compositor Sudamericano























por Vicente Moncho

http://www.vicentemoncho.com.ar

Reflexiones:

Antes de comenzar mi exposición quisiera hacer algunas reflexiones, las cuales me condujeron, de alguna manera, a un lenguaje musical propio.

Las Américas son nuevas y viejas a la vez. Nuevas desde que fueran descubiertas por Europa en 1492; y viejas, por las Culturas precolombinas existentes en su momento. Dichas Culturas nos resultan prácticamente desconocidas ya que los Conquistadores vinieron estimulados por riquezas materiales como así también por razones políticas y religiosas que llevaron a cometer uno de los más crueles genocidios de la Humanidad.

Tanto las Culturas mencionadas como las de los pueblos de la Antigüedad tienen puntos coincidentes; ya sea en sus filosofías y religiones como así también en costumbres y organización social.

Pueblos como los Incas, Mayas, Aztecas y Pieles Rojas fueron arrasados para constituir en América Colonias Europeas de las cuales procedemos.

Sin embargo, costumbres, religiones, filosofías y arte en general de estos pueblos, se han conservado por los pequeños grupos étnicos sobrevivientes, tanto de las masacres como de la discriminación.

Por suerte, existe una auténtica revalorización de las expresiones artísticas de estas viejas culturas, por artistas americanos de todas las disciplinas. Esta tendencia se ha manifestado en las últimas décadas, desde México hasta el Cono Sur.

Cuando me propuse como objetivo la Composición y cursé los estudios respectivos; desde la Universidad mis profesores trataron de imponerme determinadas estéticas musicales europeas a las cuales, y por suerte, no me sometí. No estoy cuestionando las estéticas musicales europeas, concretamente de Europa Central, sino al criterio de nuestros profesores al pretender imponernos una verdad única y absoluta. Sin duda que mi música se alimenta tanto de la música europea como de las músicas regionales de mi país. Ibero-América vive realidades diferentes a las realidades europeas aunque muchas veces, y no solo en el campo de la música, nos involucran en sus problemáticas.

En lo que a Estéticas Musicales se refiere, son muchas las campanas que suenan lo que en muchos casos en vez de clarificar las ideas de un novel compositor, las confunden.

En mi experiencia personal y en su momento, cuando mas confundido me sentía, comencé a tratar de identificarme con aquellos compositores del siglo XX que mas me atraían. Así es como encontré a Olivier Messiaen, Krzysztof Penderecki y Gyorgy Ligeti.

Desde mi adolescencia, y comenzando por gustar de los valses vieneses, escuchaba música clásica. Tuve una formación instrumental ya que realicé estudios de violín y viola. Ello me permitió vivir la música desde la Orquesta de Cuerdas hasta la Orquesta Sinfónica; lo me hizo penetrar mas profundamente en el repertorio clásico-romántico como así también asimilar -ya sea conciente e inconscientemente- timbres instrumentales, texturas orquestales y el amor a la música en todos su géneros.

Si bien hice algunas experiencias compositivas dentro del caos de la información y de la rigidez de mis profesores que eran más teóricos que prácticos; recién en 1975 compuse lo que considero mi primera obra musical. Ella es “Introspección” para Orquesta en la cual está presente mi lenguaje musical basado en modos de siete sonidos y buscando una jerarquización de intervalos para dar a mi música una sensación de “atonalidad” cuando así lo quisiere. Por supuesto que con un lenguaje modal me permitía pasar desde la mono-tonalidad hasta la poli-tonalidad con la influencia de los compositores ya mencionados.

Que sucede con las Bandas:

En la década de los ´80 tuve contacto permanente con la Banda Sinfónica de Córdoba ya que dependía del Departamento a mi cargo en la Secretaría de Cultura. Observando esta Banda se me ocurría lo interesante que podía resultar el hecho de componer música original, con nuevas estéticas musicales, ya que tal organismo ofrece innumerables posibilidades sonoras.

Cuales serían los inconvenientes para trabajar en ello:
1)En el concepto Bandas prevalecían los arreglos de piezas musicales conocidas.
2)Los músicos de Banda, dado su repertorio “light” no eran los mejores en su capacitación instrumental.
3)Los Directores de Banda tenían una escasa formación musical.
4)Al público adicto a las Bandas no le interesaba escuchar música “rara”.
5)La mayoría de los compositores llamados “serios” subestiman a las Bandas ya que pretenden ser originales y sin límites en sus expresiones musicales; especialmente en la música de cámara y de orquesta sinfónica.

No obstante y dado que en Córdoba, desde la década de los ´80, nuestra Banda Sinfónica contaba con un Director de buena formación académica y de nivel terciario, (que por mis funciones me encargué de conseguir) a principio de los ´90 me animé a componer una obra para Banda con todas las características de mi lenguaje musical. Esta obra se titula “El Don del Águila”.

Durante aquellos años tomé conocimiento de la existencia de un nuevo concepto acerca de las Bandas; con todas las características de una Orquesta de Vientos con percusión y con toda una serie de compositores que comenzaron a componer música original para esta formación instrumental. Esta nueva corriente fue iniciada en 1952 en la Eastman University School of Music de los Estados Unidos de América por Frederick Fennell quien se encargó de fundar la primera Asociación de Directores de Banda del nivel Terciario (College Band Directors National Association) en los Estados Unidos.



Treinta años mas tarde se creó la WASBE (World Association for Symphonic Bands and Ensembles), Organización que se encarga de difundir esta nueva corriente por mas de 50 países a través de Conferencias bi-anuales en diferentes países del Mundo.

Nuestra Banda Sinfónica creció a niveles insospechados gracias a la incorporación de instrumentistas de un mayor nivel técnico, jóvenes en su mayoría, y a Directores invitados norteamericanos, canadienses, brasileños, ingleses, suizos, italianos, etc. que traían repertorio original de sus países y que se incorporaban a nuestro archivo musical. Esto hizo que el panorama que detallé en los cinco puntos anteriores cambiara notablemente.

Jack Delaney, Director de la SMU/Meadows Wind Ensemble de Dallas (Texas-USA) me encargó mi segunda pieza para full Band. “I heard you solemn-sweet pipes of the organ…” obra basada en un poema del libro Hojas de Hierba de Walt Withman. También la compuse en base a mi lenguaje musical. La obra, grabada en vivo, fue requerida por el Fondo Nacional de las Artes para una colección de 24 CDs titulada “Panorama de la Música Argentina”. Con esta obra fui distinguido por el Consejo Argentino de la Música que la envió para ser escuchada en el Salón de la UNESCO en París y requerida por emisoras de Dinamarca, Turquía, Hungría e Irlanda.

Durante 1973, Frank Battisti, uno de los fundadores y de los primeros Presidentes de la WASBE me sugirió componer una obra con características tangueras de mi país. No se me ocurrió otra cosa que realizar una versión de “…de Tango” obra para 8 instrumentistas (fl. clb. piano, un percusionista, vlin. vla. vcl. cbjo.) para una Banda Sinfónica. Si bien la versión original de “…de Tango” fue muy difundida en mi país entre 1977 y 1990, la versión para Banda lo fue más aún pero esta vez en el Extranjero ya que se ejecutó en no menos de 10 Estados de USA, Países Sudamericanos y europeos siendo publicada por Johann Kliment Musikverlag de Viena. Posteriormente realicé la versión para Orquesta Sinfónica que fue ejecutada en Argentina y Colombia.

Otras obras para vientos de mi producción: “Ondas” para soprano solista y orquesta de vientos; publicada por J. Kliment y ejecutada en Argentina y Brasil. “Acontecer” para violín y grupo instrumental, ejecutada en Argentina y USA. “Tres piezas para Sebastián” para percusión solista y 8 instrumentos de viento (aún no estrenada). “Música para violín y orquesta de vientos” (full Band) ejecutada en Argentina, Brasil y Suiza. “Música con un toque de tango” para saxo alto solista, metales y percusión, estrenada en Tatuí-Brasil en noviembre de 2004 y”Tango Band” para full band estrenarse en la presente Conferencia.

Reflexiones finales:

1)La Banda Sinfónica u Orquesta de Vientos es un instrumento ideal para componer música que sea prontamente ejecutada, difundida y publicada.
2)Se puede componer música sobre las estéticas más actuales si eso se prefiere.
3)Puede uno iniciarse con los vientos y percusión de la orquesta Sinfónica ya que la obra puede ser ejecutada tanto por una Orquesta Sinfónica como por una Banda.
4)Hay muy poco material en el repertorio para Banda de instrumentos solistas como cuerdas, piano, arpa, que pueden ser insertado fácilmente en el repertorio original.
5)Hay Organizaciones como la WASBE que pueden ayudar mucho a relacionarse con Directores y Editoriales de Música.
6)Existen diferentes niveles de dificultad por lo que pueden componerse obras originales de carácter regional para Bandas de jóvenes, incorporando así nuestras culturas musicales regionales a remotas culturas como Asia, Medio Oriente y Oceanía.
7)Hay Conferencias Regionales como las dos de Tatuí en Brasil, la presente acá en Ciudad del Cabo, donde se han escuchado obras de niveles de excelencia. Asimismo, y durante noviembre de 2006 se realizará la IIIº Conferencia Iberoamericana en Córdoba-Argentina a la cual invito a compositores sudafricanos a componer para conocer y proyectar sus estéticas musicales. Es una lástima que en las12 Conferencias de la WASBE y en sus 24 años de existencia, solo se hayan escuchado tres o cuatro obras para Banda Sinfónica de Compositores Sudamericanos. Espero y es mi deseo, como el de muchos compositores Sudamericanos, del Caribe, y ahora de Sudáfrica que nuestra música para Banda sea valorizada por los programadores de las Conferencias de la WASBE ya que contamos con una riqueza musical difícil de ignorar. En el 5º punto de sus Metas y Objetivos la WASBE pregona: Estimular la Composición Musical para Bandas a niveles de excelencia, que refleje el patrimonio cultural nacional para su trascendencia hacia las fronteras internacionales.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal